miércoles, 10 de agosto de 2016

RENACIMIENTO…


Acércate, musa…

Autoría desconocida
Acércate a mi pecho
y repara en la pesadumbre
de mi corazón…

Acércate a mis ojos
y recorre la amargura
de su desolación…

Acércate a mis labios
y siente la inmensidad
de mi sed…
Océanos dolientes…

Acércate, musa…
Acércate a mí…
Acércate
y otorga nueva vida
a quien habría de morir…
Renacimiento…

Il trovatore
De musas y ensoñaciones...
© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


Ferdinando Arnò - Beat in My Heart (feat. Melanie De Biasio, Marco Decimo and Giorgio Cocilovo)
(por Elder Almeida)


2 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

A veces las musas duermen.
Pero no creo que a ti te hayan abandonado.

Besos.

Entre palmeras... dijo...

Renacimiento...

Que significado tan hermoso tiene esa palabra, como suele ser de inmenso un rayo de luz en medio de las sombras, un faro en la distancia en medio de la tormenta, mientras se viaja en una frágil embarcación a punto de zozobrar, la vida, la misma vida que espera allá donde está la luz.
Tus musas viven dentro de ti, mi querido Emilio, son parte de tu misma vida, solo basta un soplo del viento, unas alas que se abren al vuelo, una mirada, un sueño, para que esa pluma trovadora le escriba a su luna, a su tiempo, con un maravilloso diapasón para cada latido, fuerte, preciso,sonoro, vibración de los sentidos.

Espectacular entrada, el video, sus imágenes, hay dos en particular que me prendaron, el antebrazo con tres tatuajes del corazón, primero la silueta, le sigue una de sus partes y el tercero y último, dibujado en toda su anatomía, sus cavidades, es como irse formando poco a poco, como irse llenando poco a poco, hasta que está preparado para latir.
La otra es el trazo que termina en una nota musical, es tan sublime el corazón y sus acordes cuando la plenitud irriga sus arterias.
La letra de la canción y ese final pausado, susurro de palabras...

Te das cuenta que tus musas te llenan, y nunca morirán, que están tan cerca que hasta los que te leemos podemos tocarlas en un espacio sin límites.

Te digo algo, hace muchos años que te leo, pero hoy me he quedado como aletargada,impactada, quizás sea un poco porque yo también he sentido por momentos la necesidad de que las musas despierten, que no se dejen morir...

Un abrazo enorme, mi admiración y cariño

Gracias